Comunicarnos y movernos en redes

A veces vemos los triunfos de otros como algo que no podríamos conseguir, pensamos que tienen suerte porque se han atrevido, se han lanzado, lo han intentado. El miedo nos paraliza y consigue detener todo acto de intención, de motivación y de ilusión. ¿Por qué dejar que el miedo gane todas las batallas? De hecho, ¿por qué hablar de batallas? Quiero escribir, no es una lucha, no es una competición, quiero comunicarme, entrar un una red de contactos, conseguir más clientes para mi negocio, ser visible para el público, quiero estar ahí y poder opinar, pero hacerlo con propiedad. Por eso, vale la pena no darle cancha al miedo y dejar de pensar en que lo vamos a hacer mal, de hecho, dejar de pensar directamente también estaría bien, sería, de hecho, el primer paso para elegir hacia dónde dirigir nuestra energía.

Después de dejar de pensar (como si fuera tan fácil…) será más rápida nuestra entrada al mundo de la comunicación, las empresas como Signe Words que nos ocupamos de escribir, de corregir, de traducir, de estar el día en el mundo de los idiomas, que os ayudamos a usar el lenguaje de una forma óptima para conseguir nuestros objetivos, estamos ahí no solo para hacerlo nosotros, sino también para ayudaros a encontrar vuestra inspiración y así poder trabajar con vosotros mano a mano, dejando rienda suelta a vuestra creatividad. Uf la creatividad, otro tema… 😉

Maria Rotger