La traducción publicitaria

La traducción publicitaria está muy presente en nuestro país, ya que todos los días nos vemos inmersos en ese enorme mundo de la publicidad. Queramos reconocerlo o no, los anuncios llegan a persuadirnos a todos; ¿quién no ha visto alguna vez un anuncio de algún dulce y le han entrado ganas de ir a comprar uno?

Si pensamos ahora en los anuncios y, en el mismo tiempo, en la traducción de estos, veremos que en el mercado español, que es con el que estamos más familiarizados, nos podemos encontrar anuncios de todo tipo: unos traducidos, otros en su lengua original, otros subtitulados, otros con solo música, etc.

Aquí, aunque parezca que no, los traductores desempeñan un papel muy importante, ya que muchos de los anuncios están creados en otro país y, todo y ser una traducción del original, nos persuaden igualmente.

El traductor debe enfrentarse a muchos retos a la hora de traducir. No puede traducir literalmente lo que dice el anuncio original, sino que debe adaptarlo a la cultura de llegada, siempre teniendo en cuenta de que se trata de un anuncio y no de un texto sin imagen ni sonido.  Podríamos decir que el traductor, en este caso, desempeña el papel de un creativo, ya que en el momento de traducir debe casi reinventar el anuncio en la lengua de llegada, adaptándolo, como hemos dicho anteriormente, a la imagen y al sonido. Por ejemplo, ¿no os extraña mucho ver algún anuncio en el que se ve claramente que la boca del protagonista del anuncio original está diciendo una frase y en español dice otra que no encaja con los movimientos de la boca? Ahí estaríamos hablando de una mala traducción. Debe también conocer muy bien los recursos lingüísticos, ya que en la traducción publicitaria juegan un papel muy importante. Y, sobre todo, deberá estar al tanto de lo que esperan ver en el país de llegada en comparación con el de partida.

Con lo dicho, podemos entender por qué nos encontramos infinidad de anuncios, todos traducidos de manera diferente. ¿Recuerdan los típicos anuncios de Pantene cuya protagonista siempre suele ser una actriz española? ¿Creen que en Inglaterra, por ejemplo, es la misma protagonista? No, estamos ante una técnica de familiarización para adaptar el anuncio a los receptores españoles. Pero, ¿qué pasa con el de Nespresso?, ¿por qué no lo han adaptado con un actor español? En este caso, podríamos excusarlo con que el actor es mundialmente conocido; pero, ¿os habéis fijado que el anuncio está en inglés?

Que extenso es el mundo de la traducción publicitaria, ¿no?

Joana Maria Vives

Estudiante en prácticas en Signe Words