Una Nueva Era para la Búsqueda de Imágenes

Encontrar esa imagen perfecta para una entrada del blog, un artículo de revista o un boletín de noticias, puede ser un sufrimiento. No es tan fácil como decir “basta cogerlas de internet”. Una fotografía es una propiedad, es propiedad intelectual de alguien y en algunos casos es como se gana la vida. Así que las imágenes no pueden usarse libremente. Durante años, las preferencias de Getty y Corbis han sido el mejor banco de imágenes al que acudir, las actuales de editorial y las creativas. Pero el precio puede ser prohibitivo. DeathtoStock_Medium7

En respuesta al crecimiento de contenido web, han surgido cada vez más bancos de imágenes con inmensos depósitos. Shutterstock, el más grande, tiene más de 15 millones de fotos. Descargar imágenes de forma inmediata, con el tamaño deseado, no es especialmente novedoso, pero sí el alcance, la inmediatez y la idea de comprar fotos con una suscripción o con créditos. Es posible pagar 1 € aproximadamente, para una imagen web. Y puedes obtener imágenes de mayor resolución para la impresión por pocos euros más.

Al tratar de ofrecer siempre algo diferente, en constante busca de una USP o ventaja diferencial, algunos bancos de imágenes obsequian con una imagen a la semana. Para atraer a nuevos suscriptores, algunos, como BigStock, regalan cinco descargas al día durante cinco días antes de cobrar el mes por adelantado. 50 imágenes sin compromiso (se puede cancelar en cualquier momento durante esos cinco días) es un acuerdo bastante bueno.

Hace poco hemos recibido una revelación de procedencia inesperada. Una nueva película llamada “Unfinished Business” (“El Séptimo Arte”, en España) estrenada por Twentieth Century Fox en marzo de 2015, protagonizada por Vince Vaughn, se ha asociado con Getty Images para crear un conjunto de parodias que se mofan del tipo de imágenes cursis del que editores y buscadores se han hartado hasta la saciedad. De hecho, estas fotos de archivo de famosos son imágenes auténticas, pero con los actores retocados. Echa un vistazo a las fotos de antes y después aquí (enlace en inglés). Están disponibles para descargar durante el mes de marzo de 2015 y se limitan solo a uso editorial. iStock_000059218570Large

Si tienes poco presupuesto para tu proyecto, Flickr.com es un buen sitio para empezar. Al llegar a la página de resultados de búsqueda, aparece la opción de buscar imágenes “creative commons” (creaciones comunitarias) bajo el menú desplegable de “licencia”. “Creative Commons” significa que el material está disponible para ser usado. Comprueba la licencia, algunos fotógrafos pedirán crédito, otros pedirán que no se modifique la imagen, pero en general, se pueden utilizar. Por supuesto, es habitual por cortesía hacerles saber que se está utilizando. Flickr Creative Commons

La nueva generación de bancos de fotografías, que regalan imágenes para utilizar libremente y sin coste, también resulta interesante para bloguers y pequeñas empresas. www.deathtothestockphoto.com es un servicio que hace precisamente eso. En respuesta a una “conducta empresarial para nada sensacional: demasiadas marcas excepcionales, bloguers y creativos luchaban para encontrar imágenes que se ajustaran a sus ganas de compartir con todo el mundo”, este equipo de dos empezó a compartir sus propias fotos que “solo acumulaban polvo”. Cada vez más personas se inscribieron para recibir sus emails mensuales con unas fotos maravillosas y el proyecto creció de manera exponencial. También hay muchos otros como www.pexels.com, www.unsplash.com, www.jaymantri.com, www.lifeofpix.com y www.stocksnap.io. Este último dice esto acerca de su servicio: “Estamos muy agradecidos por todos los fotógrafos tan amables como para compartir su trabajo de forma gratuita. Para mostrar nuestro respeto, identificamos el autor de cada fotografía y enlazamos a su perfil. Nuestro objetivo a largo plazo es crear una fascinante comunidad de fotógrafos que quieran compartir su trabajo con el mundo”.

La búsqueda de imágenes no es lo que era, los presupuestos son pequeños y la calidad no solo se demanda sino que también se supone. No sorprende entonces que Getty anunciara el año pasado que estaba haciendo que sus imágenes estuvieran disponibles para insertarse en páginas web y redes sociales. Así que estamos en un buen momento para la comunicación con imágenes.