COMIDAS SANAS Y RÁPIDAS PARA PERSONAS OCUPADAS

Me dirijo a las mujeres ocupadas y a los hombres con poco tiempo. Hablo con vosotros, que como yo somos personas que queremos cuidarnos y sentirnos bien a la vez que nos gusta disfrutar de buenos alimentos, sin tener que preocuparnos por nuestra falta de tiempo.

SIMPLIFICAR LOS PROCESOS DE COMPRA Y COCINADO

Aquí os paso una lista de comidas fáciles y sanas, una relación de ingredientes que podéis combinar de muchas formas y que os simplificarán ese momento de preparación de la comida sana para la familia o para vosotros mismos. Efectivamente, me refiero a la posible y deseada comida sana para niños y adultos.

Estas ideas no solo simplifican la elaboración del almuerzo o la cena, sino que también facilitan el temido momento de realización de la compra. ¿Cuándo puedo ir a comprar y organizar las comidas? No tengo tiempo. Y que a la vez sean comidas saludables, que proporcionen una dieta equilibrada y variada a toda la familia, a los niños, que les guste y que disfruten de comer bien a la vez que reciben beneficios para la salud.

salud-alimentacion

COMER EN FAMILIA

Hoy en día comer juntos, en familia, es muchas veces un lujo, así que los días que podemos hacerlo, disfrutémoslo y hagámoslo de la mejor forma que podamos, para que todos entendamos la importancia de cuidarnos y de alimentarnos adecuadamente, deleitándonos a la vez del buen comer. Y que al levantarnos de la mesa nos sintamos bien, ligeros y animados, nunca pesados ni cansados. ¿Os suena?

menu-saludable

7 EJEMPLOS COMBINABLES

No voy a entrar en las posibles intolerancias alimenticias de cada persona o en las dietas que podáis seguir, porque hay muchísimas posibilidades y variaciones, sino que os voy a dar ideas que podréis adaptar a diferentes gustos y necesidades. Esta es una lista abierta, libre y general, para que también os divirtáis pensando en alteraciones, pero habiendo salvado el inquietante momento del papel en blanco, ¡en este caso el menú semanal en blanco!

Estos son mis ejemplos combinables, a los que podemos añadir hierbas aromáticas que nos gusten, semillas, especias, condimentos y algas, para acabar de redondear los platos. Además, podéis cambiar el tipo de verdura, de cereal o de proteína que propongo y complementar la dieta entre comidas principales con fruta, yogur o kéfir, entre otras ideas que tengáis.
Que os divirtáis:

  • Pechuga de pollo a la plancha con ensalada de rúcula, canónigos y tomates cherry
  • Bulgur con berenjenas, semillas de sésamo y acompañamiento de yogur griego
  • Merluza con arroz integral y brócoli
  • Conejo al horno con pimiento rojo, cebolla y patatas
  • Tortilla con atún, calabacín y semillas de lino
  • Quinoa y mijo con pimiento verde, tomate y bonito del norte o caballa del sur
  • Dorada al horno con acelgas, tomate, patatas y piñones

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *