DESCRIPCIÓN DE LA EVOLUCIÓN DEL LENGUAJE

BASE FUNDAMENTAL DE CONOCIMIENTO PARA UN LINGÜISTA

La sociedad evoluciona muy rápidamente en cuanto a comunicación se refiere y, en el lenguaje escrito, ocurre que esta rapidez se incrementa incluso más que en otras competencias.

Nos comunicamos según vivimos, vivimos según pensamos y pensamos como sabemos y como podemos o nos deja nuestro entorno. A partir de ahí, cambiamos más de lo que somos conscientes, pero no nos comunicamos según estos parámetros, ya que muchas veces la evolución que acontece dentro de nuestra mente, de nuestras ideas, no queda reflejada en la forma en que nos expresamos.

Por eso, como lingüistas debemos ser conscientes de ello y tratar de adaptar lo máximo posible la forma en que escribimos a nuestra evolución personal, además de conocer la social e histórica de nuestro alrededor.

AFECTACIÓN EN NUESTRA VIDA DIARIA

En un ámbito privado, no profesional, hablamos y escribimos como miembros de una comunidad lingüística, entonces la evolución de la comunidad se puede vivir de formas distintas, a diferentes ritmos según cada persona. A veces surgen conflictos de entendimiento y de aceptación de los cambios, entre miembros de la misma comunidad.

El miedo al cambio afecta mucho a la lengua y a la comunicación, ya que nos sentimos cómodos en una esfera de relaciones en que es fácil entenderse y que hace que incluso podamos pensar igual entre iguales, entre los que hemos evolucionado de la misma forma. Y esa comodidad puede frenar la evolución o acelerarla, según el grupo al que pertenezcamos dentro de la comunidad o círculo más amplio.

12669512_667356526700345_3576922156847154088_n

IMPORTANCIA EN NUESTRA PRESENTACIÓN ANTE LA SOCIEDAD

Si queremos presentar nuestra persona o empresa ante el público, es muy importante que sepamos en qué estadio de la evolución del lenguaje nos interesa hacerlo. El lingüista que nos ayude en esta tarea debe hacer un estudio previo, una investigación de lo que realmente debemos buscar.

El diálogo Crátilo, de Platón, se inicia con una invitación a dialogar. Hermógenes invita a Sócrates a que participe en la discusión con Crátilo sobre el origen de los nombres. Crátilo afirma que los nombres son exactos por naturaleza y, por ese motivo, algunos no se corresponden con quienes los llevan. Hermógenes cree que los nombres provienen de un pacto, de una convención o un hábito. Sócrates, que no ve que este sea un tema serio, que incluso dejaría en manos de los sofistas, se decanta por la teoría más naturalista, ya que el discurso también puede ser falso o simulado.

ES COMO SI NO SUPIERA NADA, AUNQUE EVOLUCIONO SIN DARME CUENTA

Podemos convertir la evolución en principio básico, para así tenerla presente en cada uno de los trabajos que emprendamos como lingüistas. No sabemos nada, solo que nos basamos en el día a día, en cómo queremos expresarnos según cada instante.

Nos preguntamos hacia donde vamos y las metas que tenemos, pero también nos podríamos preguntar si estamos volviendo a la época del lenguaje a través de jeroglíficos. La palabra escritura es sinónimo de jeroglífico y también lo es la palabra rompecabezas. Nuestros actuales símbolos son las figuras a las que hemos llegado por evolución y buscando la máxima comodidad a la vez que calidad en nuestras comunicaciones, pero tenemos que preguntarnos si estamos muy lejos o no de encontrar la fórmula que nos permita ser más realistas con la evolución, sin tener que forzarla para plasmarla en nuestros textos. ¿Podremos llegar a un lenguaje que se actualice de forma automática?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *