Cómo ahorrar futuros costes al traducir un informe pericial

Normalmente, cuando uno necesita un informe pericial suele verse envuelto en una desagradable situación que, por necesidad o conveniencia, ha terminado en un procedimiento contencioso ante los tribunales de justicia. En estos casos, si al coste de abogado y procurador hay que añadirle el del perito, mejor evitar problemas en el futuro. Por eso, si es necesario traducir ese informe pericial, es conveniente hacerlo de la manera adecuada. Veamos cómo.

El perito traductor oficial y los documentos judiciales

traduccion-juradaEl perito es un técnico experto en diferentes materias que puede intervenir en un proceso judicial para, a partir de su dictamen profesional, tratar de aclarar los puntos controvertidos del asunto. Una de las materias en que puede intervenir es en la traducción de escritos; bien los propios informes de otros profesionales, bien cualquier otro documento que se vaya a presentar en el juicio.

Así, podemos tomar el ejemplo de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) de España, que señala que cualquier documento oficial extranjero debe presentarse en castellano ante jueces españoles, del mismo modo que los tribunales extranjeros obligan a traducir el informe pericial y otros documentos que vayamos a presentar en su país. Por eso es importante conocer la figura de los peritos traductores oficiales y la conveniencia de escoger bien al profesional encargado de la traducción.

Cómo ahorrar costes al traducir un informe pericial

La traducción de informes periciales al inglés es una de las tareas más encomendadas a un perito traductor certificado. Para que el resultado sea satisfactorio y el tribunal anglosajón tenga en cuenta los argumentos periciales, es importante realizar una correcta traducción. De lo contrario, el oponente puede pedir la anulación de la prueba, con el consecuente perjuicio económico que ello conlleva.

El perito traductor no solo debe ser una persona con evidentes dotes en el lenguaje extranjero, sino que tiene que conocer el ordenamiento jurídico y la realidad actual del país donde el informe va a surtir eficacia, puesto que solo de esa manera sabrá dar a la traducción el enfoque correcto para que despliegue todo su potencial en el juicio.

Del buen hacer del perito traductor al inglés puede depender no solo el éxito de tu reclamación judicial, sino incluso la recuperación del coste de la traducción a través de la eventual condena en costas en caso de vencer el litigio, con lo que la otra parte tendría que sufragar los gastos del procedimiento.

Y tú, ¿tienes claro por qué elegir bien a la hora de traducir un informe pericial? En SIGNEWORDS contamos con profesionales expertos en traducción jurídica que, en equipo con un buen abogado, seguro que pueden resolver tus problemas legales. ¿Por qué arriesgarse a una mala traducción?

Fuentes:

https://diarium.usal.es/salamandra/perito-judicial/el-perito-judicial-y-la-traduccion-de-documentos/
https://www.intertext.es/traduccion-oficial-jurada/