Cómo conseguimos comunicarnos de forma eficaz

 

  1. ¿Cómo conseguimos comunicarnos de forma eficaz?

Pensemos en la capacidad que tenemos los humanos para comunicarnos. Como seres sociales que somos, nos relacionamos con los demás mediante el lenguaje y mediante signos que, en ocasiones, son capaces de sustituir a los enunciados verbales, pero ¿cómo podemos llegar a interpretar las representaciones mentales que otra persona quiere transmitimos? foto1

Las confusiones y dobles interpretaciones están presentes a diario y, por ello, debemos buscar las estrategias más operativas y pertinentes para comunicarnos de forma eficaz con los demás.

Dado que las habilidades comunicativas son imprescindibles en nuestras relaciones personales y en nuestro desarrollo académico y profesional, debemos aprender a comunicar de forma eficiente para resultar atractivos y conseguir causar una buena impresión. Porque, como todos sabemos, la primera impresión es la que cuenta, también para las empresas, que han de hacer uso de sus habilidades de marketing a la hora de posicionarse en lugares privilegiados y resultar competitivos.

En este breve artículo vamos a plasmar los componentes que integran la actividad comunicativa en su sentido amplio, según los planteamientos de la investigadora en lingüística y pragmática de la UNED, Mª Victòria Escandell Vidal (2005).

El emisor tiene intención comunicativa y ostensiva, es decir, un conjunto de representaciones mentales que quiere transmitir. Teniendo en cuenta el resto de representaciones accesibles (la información que conoce del destinatario, la situación comunicativa, el medio, el conocimiento lingüístico y otros conocimientos extralingüísticos relacionados), y según la información que ha podido recabar, selecciona el tipo de señal que le parece más adecuado para alcanzar sus objetivos, que por lo general se transmite a través de medios lingüísticos. Por su parte, el destinatario somete la señal recibida a un doble procesamiento: la descodificación lingüística y la interpretación inferencial que, si la comunicación resulta eficaz, crea una representación mental semejante a la que quiso inicialmente transmitirle el emisor.

Gracias a este proceso los seres humanos estamos constantemente codificando y descodificando de forma (casi) automática. ¿Cómo se consigue el éxito en la comunicación? Sabemos que muchas de las representaciones mentales que queremos transmitir son compartidas entre emisor y destinatario y esta información se puede interpretar a través del conocimiento del contexto y la situación comunicativa.

foto 2

 

La comunicación puede definirse, por tanto, como el proceso en el que uno (o varios) individuo(s) trata(n) de originar y crear determinadas representaciones en la mente de otro(s). Y no, no es magia. Es un complejo proceso mental que todos somos capaces de desarrollar con mayor o menor eficacia. Ya en la Antigua Grecia, con la Oratoria se practicaban las habilidades orales como herramienta primordial en la vida del hombre.

¡Cuántas campañas de marketing han fracasado por no comunicar de forma eficaz! Por ello, toda empresa necesita un buen comunicador en sentido amplio, que sepa utilizar el lenguaje con propiedad y buscar con precisión la palabra más adecuada para transmitir con ella su mensaje al mercado y, en suma, al resto del mundo.

foto 3

 

Referencia bibliográfica

Escandell Vidal, Mª Victòria. La comunicación. Madrid: Editorial Gredos, 2005