Cuando contratar un traductor jurado para traducciones certificadas

El traductor jurado oficial es un profesional acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores para la realización de traducciones de documentos oficiales. Pueden ser aplicadas a cualquier documento que haya que presentar ante cualquier organismo público o entidad privada que requiera este tipo de servicio de traducción certificada. Pero ¿sabes qué validez tiene? o ¿cuándo es necesario recurrir a un traductor jurado?

Traducciones juradas de documentos: seguridad jurídica ante la administración pública

traductor juradoLa traducción jurada hace referencia a la translación fiel y completa de documentos en lengua extranjera al español por parte de un organismo o un profesional oficial y acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación español. A diferencia de las traducciones ordinarias, tienen que estar obligatoriamente expedidas en papel, contener una certificación, sello y firma del traductor jurado encargado de llevarlas a cabo. Solo de esta manera tendrán total validez ante todos los organismos oficiales.

Las traducciones juradas no tienen carácter privado y son totalmente legales. No existe una normativa que explicite cuándo son necesarias, aunque con frecuencia suelen ser requeridas en procesos y trámites administrativos o judiciales en los que se pide la presentación de documentación extranjera o la declaración ante una administración pública. Los documentos que se solicitan más frecuentemente son los certificados empresariales extranjeros; los documentos que hay que presentar en procesos de naturalización; certificados médicos, académicos o de antecedentes penales; partidas de nacimiento, defunciones o matrimonio y poderes notariales o permisos de residencia. Conviene señalar que los documentos de origen mercantil utilizados entre empresas y particulares no precisan una traducción jurada para que tengan una validez, siempre que las dos partes así lo acuerden. Sin embargo, para evitar malentendidos en las cláusulas que puedan conllevar errores de envergadura, es muy conveniente que la traducción la realice un profesional especializado en lenguaje jurídico y económico.
La forma más fácil y segura de saber si necesitamos que una traducción sea jurada es preguntando a la administración o institución donde tengamos que presentarla si necesitan que lo sea.

¿Dónde puedes encontrar un traductor jurado? Puedes recurrir a la web del Ministerio de Asuntos Exteriores, donde tienes a tu disposición una lista de los traductores jurados que realizan su actividad en España, ordenados por provincias en las que prestan sus servicios y los idiomas que traducen. Sin embargo, lo más funcional y seguro es optar por agencias especializadas en traducción jurada online que cuenten en su plantilla con profesionales acreditados, porque ellos harán la selección del traductor según tu necesidad concreta.

No existe una tarificación oficial para este tipo de servicios. El tipo de texto, la combinación de idiomas de la traducción jurada, la urgencia y el volumen de palabras determinan el aumento y la disminución de la cuantía. Pero, para que te hagas una idea, es más barato contratar un traductor jurado en inglés o en francés que en ruso y traducir un expediente académico que un testamento.
La traducción debe respetar al máximo la estructura y la paginación oficial para que sea admitida por la entidad solicitante. Es el traductor jurado el que decidirá en última instancia cuál es la mejor forma de proceder para que la calidad sea óptima. Por ello, siempre recomendamos recurrir a profesionales cualificados y rigurosos, comprometidos con la calidad.

Imagen: CeDeC (Attribution-ShareAlike 4.0 International (CC BY-SA 4.0))