La importancia de traducir los Términos y Condiciones de tu web a los idiomas de tus clientes

Optimizar la usabilidad de tu página web en función de la cultura a la que te dirijas es fundamental para llegar a todos los target de este nicho de mercado. Tu web no solo tiene que gustar a los buscadores, para que te posicionen en los mejores resultados de búsqueda, sino también a las personas, para que se conviertan en tus clientes. En este punto es donde adquiere especial relevancia la traducción, incluidos los Términos y Condiciones, que facilitan el acceso y la usabilidad a los clientes extranjeros. No, no hay que pasar el texto por un traductor automático, es poco serio; hay que recurrir a uno profesional y te contamos por qué.

¿Es importante traducir los Términos y Condiciones de mi sitio web?

traducir-terminos-condiciones

Queda claro que tener un sitio web corporativo ya no es una opción, sino una necesidad. Sin embargo, el hecho de que sea necesario tenerlo no implica que carezca de todos los aspectos importantes que requiere para su funcionamiento, ni adecuados para facilitar su uso a quien lo visita. La usabilidad, o la facilidad con la que los usuarios pueden navegar por tu web, es importante porque mejora la experiencia y aumenta las posibilidades de que el cliente vuelva a visitarla.

Dentro de la usabilidad de una web juegan un papel determinante los aspectos lingüísticos, que hacen que el usuario se sienta mucho más cómodo, comprenda todo lo que ve en ella y no lo perciba como algo ajeno a su cultura, sino como algo familiar. Los textos de tu web determinan la imagen que proyectas antes tus clientes, tu credibilidad, la calidad de tus productos y servicios y, en consecuencia, la elección final.

Cualquier empresa que preste servicios en línea tiene que tener por ley bien definidos los Términos y Condiciones, en los que se expliciten los derechos del cliente en el sitio web, los del propietario y los específicos del negocio. Hay que colocarlos permanentemente en un lugar accesible y diferenciado del resto. Si el usuario tiene que aceptarlos antes de prestar su consentimiento, es aconsejable que aparezcan enlazados a aquellas partes de la web que estén destinadas legalmente.

¿Hay que traducir los Términos y Condiciones al idioma del público destinatario? Rotundamente, sí. Los motivos son muchos, pero el más importante es que facilita la comunicación con el público objetivo del país en cuestión. Esto te permite aumentar el tráfico web, incrementar el número de clientes y ventas y, en consecuencia, abrirte a un nuevo mercado.

Una buena traducción de los Términos y Condiciones, además, te dará una imagen mucho más profesional y especializada y mejorará sustancialmente la imagen de tu marca. Piensa en tu propia experiencia cuando navegas en una web empresarial que está disponible en varios idiomas, ¿no te da la impresión de que tiene caché, que está consolidada y que te ofrece más confianza?

Por otro lado, la adaptación idiomática de todos los componentes importantes para el éxito del SEO, como keywords, etiquetas, títulos o atributos, te permitirá mejorar notablemente el posicionamiento de tu web, lo que te dará mucha más visibilidad.

Imagen: https://www.flickr.com/photos/pathfinderlinden/
Licencia de imagen: https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/